jueves, 24 de abril de 2008

Más desolado que calcetín huacho




Más inútil que guante encontrado, más triste que zapato viejo, más solitario que kiosko cerrado, más frío que mañana de invierno, más flaco que quiltro de pobre, más vulgar que botella quebrada, más abandonado que moneda de a peso, se encuentra este-desolado-inútil-solitario-frío-flaco-vulgar-abandonado café de la esquina que no tiene quien limpie las mesas, barra el piso y encienda las luces en este día de San Jorge, donde otros regalan libros y rosas.

1 comentario:

Irlia dijo...

Es como un día de domingo...desolación. En aquel barrio de Lastarria los domingos caen las hojas de los árboles, los pájaros acallan sus sonidos y vuelos, algún perro duerme la siesta, los autos están callados bordeando la calle, solo algunos enamorados se besan en la esqina y quizás algún poeta o dibujante de arquitectura en esta soledad, escriben sus sueños despúes del jolgorio sabatino.